mapNuestra Ubicación
Click Aquí
mapProx. Servicio
8:00am & 11:30am

Día 02 - No eres un accidente

 

"Yo soy tu Creador. Te cuidé aun antes de que nacieras" - Isaías 44:2 (PAR)

Dios no juega a los dados. - Albert Einstein

VIDEO DE INTRODUCCION POR RICK WARREN

 

NO ERES UN ACCIDENTE

T

u nacimiento no fue un error o infortunio, tu vida no es una casualidad de la naturaleza. Tus padres no te planificaron; Dios lo hizo. A Él no lo sorprendió tu nacimiento. Es más, lo estaba esperando.

Mucho antes de que fueras concebido por tus padres, Dios ya te había concebido en su mente. Él pensó primero en tí. No es a causa del destino, ni de la casualidad, ni de la suerte, ni tampoco es una coincidencia que en este mismo instante estés respirando. ¡Tienes vida porque Dios quiso crearte! La Biblia dice: “El Señor cumplirá en mí su propósito” . 1

Dios diseñó cada característica de tu cuerpo. Eligió tu raza a propósito, el color de tu piel, tu cabello y cualquier otro detalle. Hizo tu cuerpo a la medida, tal y como Él lo quería. También dispuso todos los talentos naturales que posees y la singularidad de tu personalidad. La Biblia dice: “Me conoces por dentro y por fuera. Conoces cada hueso de mi cuerpo; sabes cómo fui hecho, parte por parte, cómo fui esculpido”. 2

Puesto que Dios te hizo con un propósito, también decidió cuándo habías de nacer y cuánto has de vivir. Él pensó de antemano en los días de tu vida, escogió tu momento exacto de nacer y de morir. La Biblia afirma: “Tú viste cuando mi cuerpo fue cobrando forma en las profundidades de la tierra; ¡aún cuánto tiempo viviría! ¡Lo habías anotado en tu libro!”. 3 .

Dios planificó también tu lugar de nacimiento y dónde vivirías para su propósito. Tu raza y nacionalidad no son un accidente. Dios no dejó nada al azar. Todo lo planificó para su propósito. La Biblia dice: “De un solo hombre hizo él todas las naciones, para que vivan en toda la tierra; y les ha enseñado el tiempo y el lugar en que debes vivir”.4  Nada en tu vida es arbitrario. Todo tiene un propósito.

Aún más impresionante es el hecho de que Dios decidió cómo nacerías. Dios planeó crearte a pesar de las circunstancias de tu nacimiento y quiénes serían tus padres. Daba igual si tus padres eran buenos, malos o indiferentes. Él sabía que esas dos personas poseían la hechura genética exacta y necesaria para hacerte a “ti” a la medida, tal y como Él pensaba. Ellos tenían el ADN que Dios quería para crearte.

Aunque haya padres ilegítimos, no hay hijos ilegítimos. Muchos hijos no son planeados por sus padres, sino por Dios. El propósito divino tuvo en cuenta el fallo humano, inclusive el pecado.

Dios nunca hace nada por casualidad, ni tampoco comete errores. Él tiene un propósito para cada cosa que crea. Todo, aún los animales y las plantas, fue pensado por Dios; incluso cada persona fue creada con un propósito en mente.

El motivo de Dios para crearte fue su amor. La Biblia destaca: “Mucho antes de la fundación del mundo, Él estaba pensando en nosotros, y se había predispuesto para que fuésemos el enfoque de su amor”. 5

Dios pensó en ti antes de crear el mundo. En efecto, ¡por eso mismo lo hizo! Dios creó el medio ambiente de este planeta para que pudiéramos vivir en él. Somos el centro de su amor y lo más valioso de todo lo creado. La Biblia dice: “Por su propia voluntad nos hizo nacer mediante la palabra de verdad, para que fuéramos como los primeros y mejores frutos de su creación”. 6 ¡ Así es como Dios te ama y te aprecia !

Mucho antes de que fueras concebido por tus padres, Dios ya te habia concebido en su mente.

Dios no hace las cosas al azar; todo lo pensó todo con gran precisión. En cuanto más sepan del universo los físicos, los biólogos y los demás científicos, mejor entenderemos que todo fue creado específicamente para nuestra existencia, con los requisitos exactos para que sea posible la vida humana.

El doctor Michael Denton, investigador principal de genética molecular humana en la Universidad de Otago, en Nueva Zelandia, concluyó lo siguiente: “Toda la evidencia disponible en las ciencias biológicas apoya una propuesta principal... que el cosmos es un todo especialmente diseñado con formas de vida y que el ser humano es su razón y meta fundamental, un todo en el cual todas las facetas de la realidad tienen su sentido y explicación en este hecho central”.  La Biblia apuntó lo mismo hace miles de años: “Dios que formó la tierra... no la creó para dejarla vacía, sino que la formó para ser habitada”. 8

¿Por qué hizo Dios todo esto? ¿Por qué se tomó la molestia de crearnos un universo? Porque es un Dios de amor. Esta clase de amor es difícil de captar, pero es intrínsecamente confiable. ¡Fuiste creado como un objeto muy especial del amor de Dios! Él te hizo para poder amarte. Y puedes basar tu vida en esta verdad.

DIA 02
NO ERES UN ACCIDENTE

La Biblia nos dice: “Dios es amor9 . No dice que Dios tiene amor, ¡Él es amor! El amor es la esencia del carácter divino. HAy un amor perfecto en la comunión de la Trinidad, así que Dios no necesitaba crearte. No se sentía solo. Pero quiso crearte para así expresar su amor. Dios dice: “A quienes he cargado desde el vientre, y he llevado desde la cuna. Aun en la vejez, cuando ya peinen canas, yo seré el mismo, yo los sostendré. Yo los hice y... cuidaré de ustedes”. 10

Si no hubiera Dios, todos seríamos unos “accidentes”, el resultado fortuito de una lotería astronómica en el universo. Dejarías de leer este libro porque la vida carecería de sentido, de propósito o de significado. No habría bien ni mal, ni esperanza más allá de tus pocos años en la tierra.

Sin embargo, hay un Dios que te creó por un motivo, ¡y tu vida tiene una profunda razón de ser!  Encontramos el sentido y el propósito sólo cuando tomamos a Dios como punto de partida en nuestras vidas. Una paráfrais del versículo de Romanos 12:3 dice que: “La única forma de entendernos a nosotros mismos con exactitud es por lo que Dios es y hace por nosotros”.

 

Este poema de Russell Kelfer lo resume todo:

Eres quien eres por una razón,
Eres parte de un plan minucioso,
Eres criatura singular, diseño hermoso,
Llamado por Dios hombre o mujer.

Vas tras la búsqueda de una razón,
Errores no comete Dios,
Te entretejió en el vientre, no eres ilusión.
Eres justo lo que Él quería hacer.

A quienes tienes por padres Él eligió,
Pese a cómo te sientas por ello,
De acuerdo con Su plan los escogió,
Del Maestro llevan su sello.

No fue fácil encarar esa emoción,
Dios lloró al verte sufrir,
Lo permitió para formar tu corazón,
Para que a su semejanza puedas vivir.

Eres quien eres por una razón,
La vara del Maestro te formó,
Eres quien eres, por amor.
La verdad, ¡hay un Dios!.

DÍA DOS
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: No soy un accidente.
Versículo para recordar: «Yo soy tu Creador: Te cuidé aun antes de que nacieras». - Isaías 44:2 (PAR)
Pregunta para considerar: Consciente de que Dios me ha creado de una manera singular, ¿con qué partes de mi personalidad, antecedentes y aspecto físico estoy luchando por aceptar?
Leído 1176 Tiempo

Medios

Audio Día 02 - No eres un Accidente Rick Warren

Deje un comentario

Ultimas Noticias

Próximo Servicio empieza Domingo desde 8:00am y 11:30am.

Por favor no llegues Tarde e invita a un amigo.

Acerca de Nosotros

Somos una Comunidad Cristiana que tiene como  único objetivo el de predicar y compartir el evangelio de nuestro Señor Jesucristo a todas las Naciones. Para lograr esto tenemos una Visión, una declaración de Fé básica, la descripción de nuestro emblema e Himno y una familia Pastoral.

holy bible